lunes, 19 de febrero de 2018

Yo antes de ti, optimismo versus realidad

Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick.
Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio.
Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo.
Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color.
Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.
Yo antes de ti reúne a dos personas que no podrían tener menos en común en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?
Sinopsis de "Yo antes de ti"


Portada de "Yo antes de ti" de Jojo MoyesReconozco que con este libro he hecho lo contrario de lo que hago normalmente. Hace unos meses vi la película "Antes de ti", que adapta esta novela, sin saber que había un libro. Sin embargo, ha sido a través de bookstagram donde encontré una foto del libro y decidí leérmelo.

Empecemos...

¿Quién ha escrito este drama romántico?

Pues ni más ni menos que Jojo Moyes, una periodista reconvertida en prolífica escritora londinense y que tiene en su haber en unos cuantos premios literarios, aunque no por la novela que nos ocupa.

En España han publicado esta novela en Suma de letras.

Al lío... háblanos de lo que nos interesa...

Ya voy, ya voy. "Yo antes de ti" narra la historia de Louisa Clark, una joven optimista y cargada de complejos que, de la noche a la mañana se encuentra sin trabajo y con la desagradecida tarea de tener que mantener a gran parte de su familia, olvidándose constantemente de sí misma.

Y nos cuenta la historia de Will Traynor, un hombre ambicioso, independiente, temerario y conquistador que ve cómo su vida se trunca por culpa del atropello de una moto. 

Suena bien. Aunque tiene pinta de dramón de peli de las tres de la tarde.

Sí. No. Tal vez.

Aquí el rey, más que el drama, es el conflicto. El conflicto de Will, revelándose contra el hombre que es y el que no puede ser. El de la madre de Will, que se niega a aceptar la nueva realidad de su hijo. El del padre, que ve una vida de sueños truncada por el accidente de Will. Y el de Lou, que adopta el papel de salvadora con una testarudez digna de elogiar pero poco cabal.

La novela gira, y con un buen resultado, entre el desarrollo como persona de Louisa y la anterior evolución de Will, que para cuando conoce a Lou ya ha decidido que quiere acabar con su vida.

¡Oh, no! Dramón seguro

Algunas partes, sin duda, pero Jojo Moyes sabe intercalar muy bien el drama con la cada vez menos risueña protagonista, de tal manera que rara vez es "demasiado".

¿Lo leemos entonces?

No es una de esas novelas que te cambian la vida, pero es muy entretenida y ayuda a comprender la situación de aquellas personas que, como Will, deben decidir lo único que pueden decidir.

Poco más que decir, excepto que la autora ha publicado la secuela del libro, titulada, como no podía ser de otra forma, "Después de ti". Apuntada queda para leerla.

jueves, 8 de febrero de 2018

Reto literario 2018 - Tu peor noche

Cuando me dispuse a escribir este relato, tuve un problema. A la hora de escribir, puedes, y debes, inventarte cosas. Pero cuando decides escribir algo fiel a la realidad, algo que te ha sucedido, tienes que hacer caso de tus recuerdos.

Para mi, por suerte, no he tenido demasiadas noches que sean tan malas como para decir: es esta, no ha habido otra peor.

Sin embargo, sí recuerdo esta noche con bastante nitidez porque dejé, dejamos, que el miedo nos ganase. Y porque durante unos segundos estuve segura de que iba a recibir una paliza. Esas cosas nunca se olvidan.

Espero que os guste mi manera de contarlo.

Relato escrito por Cristina Sanz Fernández


El invierno ponía fin pero aquella noche aún hacía el suficiente fresco como para que la joven se pusiera una bufanda o un pañuelo al cuello. Se vistió con prisa. Llegaba tarde al cine. Así que se enfundó una camiseta corta y un jersey morado acompañando a sus vaqueros gastados, la chaqueta de punto y la palestina que se había comprado en el rastro meses atrás.
En el metro sacó el libro que estaba leyendo y se vio interrumpida infinidad de veces por desconocidos riendo y charlando. 
Miró el cascado móvil, que ya había perdido la tapa, por enésima vez. Ningún sms pero sí dos llamadas perdidas de Rodri. O bien ya había llegado, cosa que dudaba, o bien Iván y él llegaban más tarde aún que ella. A lo mejor deberían replantarse lo de ir al cine. 
Cuando asomó la nariz en las taquillas de la estación pudo comprobar que los dos chicos aún no habían llegado. Se apoyó en una pared sucia al lado de la caseta de la taquillera, que hablaba con un guardia de seguridad. La noche madrileña aún no había empezado pero muchos transeúntes atravesaban las pesadas puertas y un par de críos se colaron por debajo de los tornos sin que el atareado guardia sin percatase. 
Cinco minutos más tarde Rodri tiró de su libro y le saludó con una sonrisa y el mismo aspecto desastroso de siempre, con el pelo rizado creciendo desgreñado y los dedos amarillos por la nicotina. A su lado Iván miraba con el ceño fruncido a todo el que pasaba aunque la joven sabía que era pura fachada. La chica le dio dos besos y el ceño de Iván desapareció. 
- ¿Llevas mucho tiempo esperando? - Preguntó Rodri. Ella se encogió de hombros. - Cambio de planes. ¿Nos vamos a los bajos de Argüelles? 
Ella miró de reojo a Iván que, como siempre, llevaba pantalones de pitillo, botas militares, una bomber y el cabello rapado. Cualquiera le tomaría por un skin-head pero ella sabía que no era así. Se apostaba su móvil roto a que llevaba una sudadera morada con una banda de cuadros, rollo ska. Y aunque a la chica lo que menos le apetecía era salir por los bajos, con las peleas de la zona, asintió con la cabeza. 
Salieron del metro charlando de amigos y conocidos y de la suerte que tenían con la noche tan buena que se había quedado. Un par de manzanas antes de llegar a los bajos los dos chicos decidieron comprar un par de litronas para tomarlas antes de entrar en un garito. No preguntaron a la chica porque sabían que ella no bebería más que el mini de kalimotxo que pediría en el bar al que entraran. Nada de porros para ella tampoco. 
Pasearon por la calle, esperando no encontrar policía que les pusiera una multa por beber en la calle, así que bajaron la escalera de una calle peatonal y se sentaron en los últimos escalones, desde donde veían los coches cruzar de un lado a otro. 
- Mierda, me estoy congelando el culo. - Dijo ella, al cabo de una hora, poniéndose en pie. - ¿Vais a tardar mucho en beberos eso? 
Rodri miró el reloj del móvil. 
- Aún es pronto. ¿Quieres mi chaqueta?
Ella le sonrió y negó con la cabeza. 
- No hace falta. Es que el escalón está frío de pelotas. 
Iván se echó a reír, aún sentado en el suelo. 
- La próxima vez que vayamos al pueblo a pasar el finde, te vienes con nosotros y luego me dices si hace frío aquí. 
Ella iba a responder cuando les vio. 
Eran dos. Iban con las capuchas de las sudaderas negras caladas hasta los ojos y unas bragas militares cubriéndoles el rostro. Sintió el frío recorrer su espina dorsal y el tiempo se dilató. Cambió, atrasándose, haciendo de los segundos, horas. Y se detuvo. 



El primero la está mirando. Ella sabe que ha sido su aspecto el que les ha llamado la atención y piensa, sin razonamiento, que debería haberse quedado en casa. Su nerviosismo se palpa en el ambiente pero los chicos no se dan cuenta. En silencio ruega porque cambien de dirección. 
El que está más atrás se detiene y mira en ambas direcciones mientras el primero sigue hacia adelante, con la mirada puesta en ella. El miedo que genera esa mirada la paraliza. Deja de oír lo que sus amigos están diciendo y, por un segundo desconcertante, piensa en sus gafas. Las que nunca lleva puestas porque solo las necesita para ir al cine. Las que le permiten ver la esvástica pintada en una chapa en la bomber negra. 
- Tíos…, - dice. 
Pero no lo suficientemente rápido. Porque ya está allí, a su lado. Ella baja un escalón antes de darse cuenta de lo cobarde que resulta y vuelve a subirlo. Él, que no es nada más que dos ojos envueltos en ropas negras, decide que ella no es de su interés y se vuelve hacia Iván, que sigue sentado en el suelo, sin miedo. 
“¿Por qué no tiene miedo?”, piensa ella. 
-¿Eres nazi? - Preguntan los ojos con una voz aterradora. 
Iván, más sorprendido que otra cosa, responde con voz firme. 
-Que va, tío. 
 -Tú eres nazi .- Insiste, escéptico. 
-Que no, tío, que no soy nazi. 
Los ojos parecen cada vez más furiosos. 
-Ábrete la chaqueta, - espeta, con convicción, sabiendo que le va a hacer caso. 
Iván se abre la bomber, revelando la sudadera morada que en otro momento a ella le había parecido tan chula. Ahora, sin embargo, no entiende nada. Y todo cambia. 
Los ojos furiosos levantan una pierna y le atizan una patada en la cabeza a Iván, señal para que Rodri corra hacia atrás unos metros y la chica se abalance a por la litrona. Cae una segunda patada, esta vez en el pecho de Iván, que está tirado en el suelo, y la chica se dispone a levantar la botella de cristal, aún sin haber decidido qué va a hacer con ella. 
Se oye un grito de alerta del que se ha quedado atrás y los ojos con puños y pies salen corriendo antes de que les de tiempo a hacer nada más. 
El tiempo se contrae, se dispara y se detiene del todo. 



Su corazón estaba acelerado, más que en toda su vida. Soltó la litrona, que rebotó contra el suelo pero no se rompió, y se abalanzó para ver cómo estaba Iván. 
-Estoy bien. Estoy bien. 
-¿Tienes sangre? ¡Hay que llamar a la policía! 
-No, que estoy bien, tía. No vamos a llamar a nadie. 
-Pero… 
Iván se levantó, sujetándose las costillas. Se palpó varias veces el pecho y los bolsillos. 
-¡Qué hijo de puta! Me ha robado el móvil. 
Ella alzó la vista sorprendida, sin comprender en qué clase de mundo era más importante un móvil robado que dos patadas. Rodri se acercó a ellos. 
-Tío, perdona. No he sabido reaccionar. ¿Qué ha pasado? 


De alguna manera, aunque ella no recordaba cómo, se fueron de los bajos de Argüelles hasta Vallecas, donde ellos se sentían más seguros. En el garito de siempre, la chica de la barra les dejó una bolsa de hielo y se ofreció a llamar a la policía, aunque Iván solo aceptó llamar a su novia para contarle qué había pasado. Nada de denuncias. Nada de culpas. 
Pero no volvieron a los bajos.

domingo, 4 de febrero de 2018

La última estrella: tercera parte de la trilogía La quinta ola. Yo soy la humanidad

La última fase de la invasión está a punto de completarse, lloverán bombas sobre las ciudades. El fin de la especie humana está asegurado y Cassie y sus compañeros saben que ha llegado el momento de escoger: entre el amor o el miedo, la confianza o la sospecha, el odio o el sacrificio, la fe o la barbarie. Entre salvarnos a nosotros mismos o salvar aquello que nos hace humanos. Y es que todo terminará donde empezó: la última batalla tendrá lugar en el último corazón humano y acabará con su último latido.
Sinopsis de "La última estrella"
Portada de La Última Estrella, de Rick YanceyEsta vez me he saltado mi protocolo de empezar las reseñas de las sagas por el principio y voy a comenzar por el final. Bajo el primer reto de lectura del 2018, cogí uno de esos libros que tenía en la estantería pero aún no me había decidido a leer y aquí nos encontramos. La última estrella, de Rick Yancey.

¿Estás de broma? ¡¿Vas a empezar por el final?!

Pues sí, a lo loco. Porque el primer libro, La quinta ola, me encantó y devoré el segundo apenas había terminado el primero y me decepcionó un poco. Pero tampoco nos pueden gustar todos los libros...

Alto, alto, para el carro. Empieza por el principio. ¿De quién son esas novelas?

No hay mucho que contar. Rick Yancey es un autor estadounidense de numerosas novelas para adultos, aunque han sido sus novelas juveniles las que han cosechado más éxito, al menos fuera de su país. En castellano han publicado su trilogía La quinta ola en la editorial RBA Molino.

Apuntado, pero ¿de qué va?

Siguiendo el argumento de su predecesora, los Otros han llegado, se han instalado en nuestras vidas y quieren echarnos de nuestra casa y, en el camino, nos han robado nuestra humanidad.

Cassie Sullivan, Casiopea, la efímera, escribió en un diario: Yo soy la humanidad.

Y con esas palabras, sin tener ni la más remota idea de lo que iba a suponer, cambió la vida de una persona, dos personas, miles de personas. Ella, sus amigos, sus enemigos y los que están a medio camino entre ambas cosas, deben decidir y sus decisiones supondrán perder o conservar su humanidad. Pero ¿qué es lo que nos hace humanos?

Qué filosófico...

Sin duda alguna y, quizás, ese es el mayor fallo del autor. Frases recargadas de simbolismos. Pensamientos profundos que no terminan de convencer en personas que no han terminado el instituto. Aunque para mí, sin duda, lo peor ha sido el abuso de las contradicciones.

Quiero decir, me gustan las contradicciones. Es explicar un paisaje en el Polo Norte diciendo: "Todo era blanco. Nada era blanco." Porque la palabra blanco no describe ni por asomo los cientos de tonos que hay y que brillan en aquel recóndito paisaje. Pero hay paisajes en el libro que tienen contradicciones de manera recurrente.

¿Y lo mejor?

Todo lo demás. La manera de escribir de Rick Yancey, al menos en lo concerniente a lo que me he leído, es ágil y algo caótica, muy ameno.

Y, por encima de todo, que me he creído el final. No me pasa en todas las sagas, ni mucho menos. Pero, conforme avanzaba en el libro, veía y no veía a dónde iba a llegar. Y cuando ha llegado, he sabido que eso era lo que tenía que pasar desde el principio. Que no había otro final posible. Puede que me equivoque pero da la sensación de que el autor tenía claro lo que iba a pasar cuando empezó a escribir la primera novela y que allí es a donde ha llegado.

Se agradece y mucho porque hay muchos escritores que se lanzan a la carga contra la página en blanco y continúan sin pensar si se contradicen o no.

Poco más puedo añadir sin destripar el libro. Si os animáis a leerlo, cosa que recomiendo, empezad por el principio. Y recordad:

Nosotros somos la humanidad.

miércoles, 24 de enero de 2018

Reto literaro 2018

Seguimos con otro de los retos que me he propuesto esto año. Es uno sacado de aquí y que ya llego tarde pero que voy a intentar.

¿Alguno se anima?


  1. El argumento de tu relato es tu chiste preferido
  2. ¿Recuerdas tu peor noche? Cuéntala desde el final hasta el principio.
  3. Piensa en tu libro favorito e imagina un fanfic, pero con animales.
  4. Crea un relato sin adjetivos.
  5. Te toca escribir un relato de fantasía épica.
  6. Vete a tu diario (papel o digital) favorito y busca una noticia rara. Escribe el relato como si fueras uno de los protagonistas.
  7. Haz un relato ASMR para que tu lector se relaje leyéndolo. Suelen desarrollarse en entornos naturales, con cuentas atrás, descripciones muy detalladas y mucha sinestesia. Si estás un poco en blanco te recomiendo que entres en algún canal de ASMR como el de Luna Cántor para entender qué es.
  8. Desarrolla un relato en el frente, en la Primera Guerra Mundial en concreto.
  9. Tienes prohibido utilizar la palabra “locura” (y cualquiera de su familia). Tu relato se desarrollará en un manicomio.
  10. Describe una pesadilla que hayas tenido, pero en tercera persona. Y sin expresar sentimientos. Ah, se me olvidaba: es de terror.
  11. Esta semana tienes tema libre pero sin descripciones: solo diálogo (y acotaciones).
  12. Esta semana toca un relato con una canción o poema como tema central de tu texto.
  13. Alguien le deja anónimos a un profesor de primaria. Aparece el cadáver de un niño en el patio. Narra qué ha pasado.
  14. Tu texto empieza con “si yo soy creyente, pero no he podido evitarlo” dicho a un policía.
  15. Escribe un relato en que tres personajes mitológicos (no importa la cultura) son los protagonistas.
  16. ¿Cuál es el personaje que más odias de la literatura? Narra una cita con él/ella en la que acabas muy enamorado/a.
  17. Busca “objeto” en Google Imágenes. La penúltima foto te presentará al protagonista de tu relato.
  18. Imagina pasar un día con la persona a la que más admiras del mundo.
  19. Piensa en tu personaje de la infancia favorito (Anastasia, Ariel, Vaca y Pollo..) y haz que haya cometido un asesinato. Describe cómo ha llegado a matar.
  20. Un relato que acabe con “Yo por mi hija MA-TO”.
  21. Te damos una frase como punto de partida y lo demás lo añades tú:”¿¡Qué hay en la caja!?”
  22. Un/a anciano/a tiene que rescatar a su nieto y solamente puede contactar con el secuestrador con un iPad. Nárralo en clave de humor.
  23. Ponte un poco escatológico y cuenta un nacimiento.
  24. Te han secuestrado y eres ciego. Tienes una hora para salir o estás muerto.
  25. Piensa en tus tres novelas favoritas. Coge al protagonista de la uno y la dos y crea una historia con ellos en el universo de la tres.
  26. ¿Qué pasaría si un dictador de tu elección fuera en realidad el bueno? Intenta ofrecer un relato irónico (por favor) sobre cómo se defendería ante el mundo.
  27. Abre un diccionario (o un libro común en su defecto) y la primera palabra que te aparezca será el arma de Chèjov de tu relato.
  28. Un relato que comienza en clave romántica, pero desde el punto de vista de un/a maltratador/a. Empieza “engañando” al lector y ve poco a poco creando esa atmósfera de acoso.
  29. Mata al chico. Literal o figuradamente, mata a esa figura infantil que habita cerca de ti, Jon Nieve.
  30. Enhorabuena, esta semana el tema es libre, pero sin utilizar una sola vez la “e”.
  31. Escribe una escena de sexo, pero narrada por un mirón.
  32. Un relato en que aparezcan las siguientes palabras: longevo, galeón, Whatsapp y uña.
  33. Mata (en el papel) al profesor que más odiaste en tu vida estudiantil.
  34. Tu protagonista tiene que ser una guerrera.
  35. Imagina que eres un personaje histórico relevante y describe el día de tu muerte con su filosofía.
  36. El aclamado apocalipsis zombi ha llegado. ¿A quién salvarás: tu madre, tu pareja o tu mascota? Solo puede quedar vivo uno.
  37. Un asesino anda suelto por tu ciudad y tienes que ayudar a la policía a atraparle.
  38. ¿Sabes lo que es la sinestesia? En tu texto tendrás que describir cambiando los receptores de los sentidos.
  39. Pon la oreja en una conversación en la calle. Escríbela en forma de relato llenando los huecos.
  40. Escribe en primera persona del plural en presente de indicativo un relato con tres tristes tigres como protagonistas. Puedes empezar con “Nosotros comemos trigo en un trigal…”
  41. Lo siento, pero vas a tener que acabar un relato con “un sueño de Resines“.
  42. Escribe el relato de una persona invisible que se cuela en su lugar favorito del mundo.
  43. Toca un relato en clave de thriller redactado en segunda persona.
  44. Escribe La Odisea, pero con un perro de protagonista. O cualquier otro animal, escoge sin miedo. Total, es tu cuento.
  45. ¿Qué pasaría si uno de tus padres matase al otro? Escríbelo en futuro.
  46. Imagina que fuera el último día de tu vida. Comienza en clave de humor, pero tienes que acabar provocando una lagrimita.
  47. Relato de tema libre pero descriptivo, sin un solo diálogo.
  48. Tu texto es el día a día de una persona atrapada en el cuerpo de otra. Lo sabe desde hace años y lo asume como algo normal, pero no olvida su vida de antes. Puedes darle un tono filosófico, psicológico, de terror, fantasía…, como quieras.
  49. Para esta semana toca un cuento de piratas.
  50. ¿Sabes lo que es la prosa poética? Pues será tu forma de narrar esta semana.
  51. Reescribe el final de la última película que has visto.
  52. Has matado a alguien y tienes que deshacerte del cadáver la noche del 31 de diciembre.

Reto literario 2018 - El argumento es tu chiste favorito

Empiezo este reto literario con tres semanas de retraso, así que voy a tener que darme prisa.

Espero que os guste, fantópicos. Yo al menos me he reído :D

martes, 23 de enero de 2018

Reto de lectura 2018

¡La hija pródiga ha vuelto a casa!


Hace un montón de tiempo que no escribía en Fantopía, pero este año me he propuesto una serie de retos de lectura y literarios, a ver si consigo realizarlos a lo largo del año. Es un reto que he sacado de aquí.

De momento voy a comenzar con estas opciones y veremos si puedo añadir alguna más a lo largo del año. Por supuesto, una vez leído cada uno de ellos, realizaré la reseña correspondiente.

¡Bienvenidos a Fantopía!

  • Libro publicado en 2018

  • Libro con más de 500 páginas

  • Libro con magia

  • Libro escrito por una mujer

  • Libro con personajes NO humanos

  • Libro en otro idioma

  • Libro recomendado

  • Libro que termine en número impar (capítulos, páginas...)

  • Libro que haga referencia al calor

  • Libro cuyo autor tenga menos de 30 años

  • Libro convertido en película

  • Libro que te haga llorar

  • Libro que leas en 1 día


  • Basándote en la portada del libro

  • Libro transformado en serie

  • Libro que tenga 3 palabras en el título

  • Libro con una portada fea

  • Libro que te asuste

  • Libro que le guste a tu madre o a tu padre

  • Libro con un triángulo amoroso

  • Libro con 1 palabra en el título

  • Autor que no hayas leído

  • Libro con un hastag (#) en el título

  • Libro con malas críticas


  • Primer libro de un autor popular

  • Libro de thriller o misterio

  • Libro famoso que todavía no has leído

  • Libro del que te hayan hecho un spoiler

  • Libro que mencionen en otra novela que hayas leído

  • Libro elegido por un familiar, amigo, encuestas de twitter...

  • Libro con un color en el título

  • Romance clásico

  • Libro que haga referencia al frío

  • Libro de Navidad

El primero va a ser "Libro que tengas en casa y que todavía no hayas leído". ¡Ya os contaré!

Besos fantópicos ^_^

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Reseña de Hambre, segunda parte de la saga Olvidados: No solo han sido abandonados, ahora empiezan los problemas...

Han pasado tres meses desde que todos los menores de quince años quedaron atrapados en una burbuja conocida como la ERA. Tres meses desde que desaparecieron todos los adultos, dejando a los jóvenes olvidados. La comida se acabó hace semanas. Todo el mundo se muere de hambre, pero nadie encuentra una solución. Y cada día, más y más niños están empezando a cambiar, a desarrollar extrañas habilidades sobrenaturales que los separan de los que no tienen poderes. Cada chaval tiene que arreglárselas solo, e incluso los buenos se vuelven mortíferos. Pero se acerca un problema mayor. La Oscuridad, una criatura siniestra que vive enterrada en las montañas, comienza a llamar a algunos de los adolescentes de la ERA.

Sinopsis de "Hambre" 

Portada de Hambre, de Michael Grant
Hace unos meses os traíamos la reseña del primer libro de la Saga Olvidados, de Michael Grant. Hoy os traemos la segunda. 

¿Cómo continúa la saga?

La primera novela fue más bien introductoria y, aunque vimos a muchos personajes, el autor profundizó solo en unos pocos. Esta novela arranca de una manera diferente, añadiendo algunos personajes que serán muy importantes para la trama y profundizando más en el resto, incluyendo a algunos villanos. ¡Me encantan los villanos! No puedo revelar mucho de los personajes sin entrar en spoilers.

Aquí nos encontramos con un problema. ¿Qué pasa con los chicos y chicas que cumplen los quince años? Los chicos han tenido que descubrirlo más pronto que tarde y la respuesta no les gustará demasiado...

Se nota mucho la influencia de Stephen King en las pinceladas de terror que se muestra en la novela. Esa nueva Oscuridad que amenaza la ERA... A pesar de que los personajes son en su mayoría niños, no cae en el error de comunicar los terrores de una manera burda, infantil. Los chavales han aprendido pronto a convertirse en pseudo-adultos. Aún así, no considero que se pueda meter a la saga dentro de la categoría de terror.

Si teníais intención de continuar la Saga Olvidados, Hambre no os decepcionará. Una digna continuación para una saga con muchas posibilidades. Eso sí, preparaos para pasar hambre y miedo.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...